Entrevista a Isaac Pachón

¡Buenos días soñadores! 

Tal y como habéis acertado en la encuesta del instahistory que publiqué ayer,  donde os preguntaba de que trataría la nueva publicación de hoy, si una reseña o una entrevista, y muchos de vosotros habéis dicho entrevista, pues sí. Es una entrevista, pero concretamente una entrevista a Isaac Pachón, autor de dos libros, el cual tengo una reseña publicada en el blog sobre uno de sus libros titulado "Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café", así que si aún no habéis leído ni la reseña ni el libro, estáis más que invitados!


Y a continuación, os dejo con la entrevista para que podáis conocer un poco mejor a Isaac. 

1. La primera es (pienso  que hay mucha gente que se está preguntando lo mismo): ¿Es cierto que toda esta novela las has escrito observando a la gente de tu alrededor mientras te tomabas un café?


Observando a la gente, lo máximo a lo que me atreví fue a tomar alguna nota en el móvil para no olvidar la idea. Poco más. Y luego, con disimulo y maquinando ya sobre lo que pensaba escribir, removía jocoso mi café con leche. Ciertamente, mi inspiración es sin duda el ser humano, su comportamiento y su manera de reaccionar en según qué situaciones. En innumerables ocasiones intento adelantarme a lo que va a suceder, somos (y aquí me incluyo) muy predecibles, y ello me da que pensar.

2. ¿Cuál de los textos que has escrito te ha gustado más escribirlo?

Podría decirte que todos, ya que los quiero a todos por igual. Pero no pienso hacerlo, y aunque en alguna ocasión pueda haberlo hecho, hoy no. Pienso en “Bellini”, en “El piso de arriba”, en “Surrealismo de espuma” o en “Los libros que nadie quiere”, pero la verdad… ¿quieres saberla? es que los quiero a todos por igual (risas).

3. ¿Por qué decidiste publicar el libro? ¿Tenías miedo del qué pensarían?

Las ganas de querer ser leído no daban lugar a miedos ni vergüenzas. La mayor parte de estas historias estuvieron publicadas, con muy buenos comentarios, meses antes en mi blog personal (que todavía está activo, aunque con una temática y aspecto distinto). Al ver que los relatos gustaban decidí que era el momento de pasar al papel y así lo hice. Primero probando suerte con editoriales y finalmente optando por la autopublicación con este “Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café”. Una autopublicación seria, cuidada y profesional. Y consecuente con todas las trabas que este tipo de publicaciones ya tienen de por sí.

4. ¿En qué momento del día te inspiras?

Pues quizá la inspiración venga más por las mañanas, aunque no siempre sea así. Mi segundo libro “Buscando el lado frío de la almohada” fue escrito e ideado en horario totalmente nocturno. Como se suele decir, con nocturnidad, pero en este caso sin alevosía. Conducir es una buena fuente de ideas y hacerlo me deja volar mucho la imaginación. Pero no hay una fórmula secreta para ello, la inspiración viene cuando viene, incluso trabajando, como decía Picasso.

5. ¿Cuál es la parte del libro que te gusta más?

La dedicatoria a mi abuelo Salvador Zamora. Hay mucho sentimiento detrás de ella. Quise hacerla un poco más universal y no tan personal emulando la dedicatoria a Léon Werth con la que Saint-Exupéry da comienzo a “El Principito”. Creo que quedó bonita.

6. ¿Tenías claro que no querías hacer una introducción y una despedida igual que el resto de la gente o te dejaste guiar por el sabor del café?

Es lo bueno de dirigir tus propios proyectos, que nadie puede definir los detalles por ti. Es un libro muy personal, quise contar en el prólogo con alguien a quien admiro (mi amiga Paula Campos) y cerrar con una despedida, dejando una puerta abierta y hablando de tú a tú con el lector. Las despedidas frías o vacías son lo peor, intenté que con mi libro la sensación fuera bien distinta y dejar, como bien dices, un buen regusto a café.

7. ¿Con que objetivo escribiste este libro?

Entretener, sorprender y emocionar a los lectores, y hacer que pensaran un poco después de leer cada historia. Aunque quizá haya más objetivos a nivel personal, el principal es ese juego con el lector. Daría lo que fuera por ver sus reacciones, sus gestos, al terminar alguno de los relatos. Hay mucho giro inesperado y a muchos lectores los pilla fuera de juego. 

8. Define este libro en tres palabras.

Taza, azúcar y leche (el café y toda su magia corre a cargo del lector).

9. ¿Con que otro idioma te gustaría escribir una novela?

En japonés. sin duda. Me apasiona su cultura y su manera de vivir y de percibir el mundo. Creo que mi modo de hacerlo dista mucho del suyo y que mis historias podrían aportar algo distinto para los japoneses. Además es un idioma visualmente hipnótico. Me encanta.

10. ¿Qué planes tienes para el futuro? Es decir, ¿vas a publicar más novelas?

Trabajar. Estar activo con publicaciones de una manera periódica, mientras sigo trabajando en la sombra, (ya que me preguntas) para publicar un tercer libro, una novela. Pero tendrá que esperar a 2019.



11. ¿Qué crees que tiene tu libro que no tienen otros?

A mí (risas). Es lo único que se me ocurre. Todo lo demás, como todas las cosas, está ya inventado. Lo único que puede hacerlo distinto es la mano y la cabeza de quien lo escribe. 



12. ¿Desde cuando escribes?

Pues hace relativamente poco. No soy de eso escritores que nació con un libro bajo el brazo. Yo lo hice con un bloc y unos lápices de colores. Hasta que hace unos diez años descubrí lo mucho que me llenaba y me divertía crear e imaginar historias. 


13. ¿Te consideras que eres escritor o escribes porque te gusta?

Ambas, pienso que la una sin la otra no funcionan. Son como Don Quijote y Sancho Panza. Soy escritor porque me gusta escribir y me gusta escribir porque soy escritor. No concibo el término como una medalla colgada en la solapa, lo veo más bien como una forma de vida. Levantarte temprano con una idea en la cabeza y llegar a casa al anochecer con ganas de sentarte ante el teclado, sin cenar, y empezar a dar vida a esa idea. Esa obsesión sólo puede tener un nombre.


14. ¿Qué hay que saber o tener para escribir bien?

Esta será mi respuesta más clara. No lo sé.


15. ¿Cuál es tu libro favorito?

Tengo varios. Pero Millás es Millás. “No mires debajo de la cama” me parece una novela de diez.  


16. ¿En que te inspiraste para escribir este libro?

En mis inquietudes. En aspectos de la vida que no tenían un porqué y que a través de estos relatos quise darles un significado. Me trae de cabeza el tiempo, la soledad, el amor y las casualidades. De todo ello me veo con la obligación moral de escribir. 





Y esto ha sido todo por hoy, espero que os haya gustado y sobretodo que hayáis disfrutado, porque a mí, sin duda, me han encantado las respuestas de Isaac, algunas me han hecho reír.  ¡Que nunca falte el sentido del humor! 😜😜


Y para acabar, os dejo con los links del autor por si os queréis poner en contacto con él o por si queréis leer sus libros. 😉


Links:








Comentarios

Entradas populares de este blog

Entrevista a Steffy Gea

Reseña de "Cupido lleva pañal porque siempre la caga" de Alissa Bronté

Reseña de "Un gin-tonic por favor" de Estrella Correa